Sabes qué son los techos verdes?

¿Has oído hablar de los techos verdes?. ¿No? Te damos una pista: no son techos pintados de verde. Son algo mucho más hermoso y ecoamigable, ya que protegen el medio ambiente.

 

Vamos a quitarte la duda: los techos verdes son aquellos techos que están total o parcialmente cubiertos de vegetación, a través de medios de cultivos apropiados, es decir, se siembran plantas sobre estos techos, debido a sus múltiples beneficios a nivel ecológico y de optimización de recursos naturales.

 

La utilidad de los techos verdes es casi infinita, ya que se pueden utilizar para cultivar flores, frutas y hortalizas, mejorar la climatización del edificio sobre el cual están diseñados, filtrar contaminantes provenientes del aire y la lluvia, reducir el riesgo de inundaciones y proteger la biodiversidad en zonas urbanas.

 

Eso sí, no es tan sencillo construir un techo verde, ya que estos techos tienen mayores requisitos estructurales, por ejemplo, debe tomarse en consideración el peso de la vegetación y el suelo, hay estructuras que no pueden modificarse, se hace necesaria una capa de impermeabilización adecuada y a prueba de raíces, lo que implica mayores costos de instalación, pero la verdad vale la pena hacerlo porque los beneficios a largo plazo para el ambiente son maravillosos.

 

Por eso, la construcción de un techo verde a la larga es una inversión que se traducirá en ventajas ecológicas y de ahorro energético, ya que son aislantes térmicos naturales que en verano bajan la temperatura y en invierno mantienen el calor en el edificio de forma natural sin utilizar electricidad.

 

Esperemos que en nuestras ciudades se tome consciencia sobre la importancia de los techos verdes y se unan esfuerzos para empezar a diseñarlos y construirlos, debido a sus beneficios para el medio ambiente y nosotros como humanos.

 

Un techo verde, además de amigable con el ambiente, es un regalo para nosotros y el mundo porque trabajar o vivir en un lugar cuyo techo es un jardín es lo más inspirador y relajante que existe. Es maravilloso tener un espacio verde cerquita para disfrutar del aire puro y poder disfrutar de esa chupeta de ChocoZoo mientras te conectas con la naturaleza aunque estés en el medio de la ciudad.

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos