Chocolate negro + frutos secos: Una combinación de salud y sabor  

Para nadie es un secreto que el chocolate tiene propiedades súper saludables para el organismo y que los frutos secos son fuente de grasas insaturadas muy importantes para cuidar tu sistema cardiovascular.

Ahora bien, si combinamos el chocolate negro con frutos secos, obtendremos no solo una mezcla deliciosa de sabores y texturas agradables al paladar, sino que estaremos protegiendo nuestro corazón doblemente: gracias a las propiedades del chocolate y los frutos secos.

En efecto, hay numerosos estudios que demuestran que el chocolate negro es un cardioprotector, que ayuda a reducir la tensión, debido a los flavonoles que contiene el cacao que mejoran la dilatación de las arterias.

Por otra parte, los frutos secos, aunque tienen un gran aporte calórico son una fuente de grasas insaturadas (monoinsaturadas y poliinsaturadas), que ayudan a reducir los efectos del colesterol malo en la sangre, por lo que se reduce el riesgo de sufrir infartos al miocardio.

De manera que, si el chocolate negro nos ayuda con la tensión y los frutos secos a mantener a raya el colesterol malo en la sangre, nos encontramos con que la combinación de ambos es un poderoso alimento con efectos beneficiosos para tu sistema cardiovascular.

Por eso, comerte un Passion Noir 70% con avellanas, es la manera más deliciosa, placentera y relajante de cuidar tu salud y proteger tu corazón. No dejes de comerlo a diario: tu sistema cardiovascular y tus sentidos te lo agradecerán.

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos