Tips básicos de repostería

Almacenamiento del Chocolate
Puedes mantener fresco el chocolate por mucho tiempo si lo guardas cerrado herméticamente. Consérvalo en un lugar fresco, seco y oscuro (entre 18°C y 20°C). No lo coloques cerca de productos con olores fuertes ya que el chocolate puede absorberlo. Revisar periódicamente el lugar de almacenaje del chocolate para asegurarte que tenga la temperatura y humedad necesaria. No te preocupes si le aparece una capa blancuzca, pues eso no afecta el sabor o calidad del producto y se soluciona temperándolo.
Elige el chocolate ideal para tu postre
El chocolate ideal para la repostería es el que posee 53% - 57% de cacao, no es muy dulce, pero tampoco muy amargo, además su color es muy agradable. El chocolate de leche y el chocolate blanco resultan ideales para hacer decoraciones pequeñas, pues dan un toque más vistoso a los postres, pero tienen más azúcar y mayor contenido de grasa.
Consejos generales al fundir chocolate
Utiliza utensilios completamente secos al derretir el chocolate. 2 ó 3 gotas de agua, puede causar que el chocolate se ponga rígido y granuloso. La temperatura ambiental ideal para trabajar con chocolate es una temperatura fresca, menos de 20 grados centígrados, así que si estás en un lugar muy cálido procura trabajar por la mañana muy temprano o por la noche. Parte el chocolate en pequeñas piezas para acelerar el proceso de fundido. Si durante el proceso de derretido del chocolate este comienza a ponerse rígido y grumoso agrega 15g de manteca vegetal sólida por cada 170g de chocolate que se este derritiendo. El chocolate se puede quemar fácilmente. Revuelve periódicamente para ayudar el proceso y obtener una mezcla homogénea.
3 técnicas para fundir chocolate
Fundir chocolate con el microonda Trocea el chocolate. Colócalo en un recipiente adecuado y en el centro del microondas. Calienta el Chocolate en lapsos no mayores a 30 segundos, revolviendo después para obtener una consistencia homogénea. El chocolate puede aparentar no haberse derretido al sacarlo del microondas, por eso es muy importante revolver. La efectividad de esta técnica dependerá de la cantidad de chocolate a fundir y la potencia del microondas. Fundir chocolate a fuego directo Trocea el chocolate y colócalo en una olla de fondo grueso a fuego muy lento. Revuelve constantemente. Fundir chocolate a Baño María Trocea el chocolate y colócalo dentro de un recipiente seco, a su vez coloca ese recipiente dentro de otro de mayor tamaño lleno de agua y ponlo a fuego lento para que el agua poco a poco caliente el chocolate. Ten mucho cuidado y evita que caiga agua dentro del recipiente con chocolate ya que este se pondría rígido y grumoso.
Cómo temperar o templar chocolate
Temperar chocolate es una técnica básica en repostería, y que consiste en someter al chocolate a variaciones de temperatura que permitan homogeneizar todos sus componentes, haciéndolo manejable y logrando un producto de alta calidad, con brillo y consistencia óptimos. Para esta tecnica es aconsejable usar un termómetro de cocina. Coloca dos tercios del chocolate que quieres temperar en un bol y ponlo a derretir a Baño María. Calienta hasta que el termómetro marque 45º C. En ese momento, retira el bol del fuego y añade el tercio restante del chocolate, removiendo con una espátula. Cuando la temperatura del chocolate sea 27 ºC, vuelve a poner el bol al Baño María, removiendo suavemente hasta que el chocolate alcance una temperatura de 32ºC. Cuando el chocolate esté brillante y suave, estará listo para usarse.
Elige el molde adecuado para hornear
Moldes de base desmontable Sin importar su forma, resultan muy prácticos por su facilidad de uso. Moldes de aluminio con o sin antiadherente Todo un clásico, permiten una mejor distribución del calor. Es necesario engrasarlo con un poco de mantequilla y luego espolvorearlo con un poco de harina de trigo para facilitar el desmolde. Moldes de silicona Quizá el más práctico de todos, no requieren engrasado previo y se desmolda perfectamente. Es seguro para usar en horno convencional o microondas. Es ligero y se enfría rápidamente, aunque puede resultar un poco incomodo a la hora de lavar.
Cómo engrasar un molde para bizcocho o torta básica
Usando una espátula de silicona, o tus propios dedos, engrasa el molde con una capa muy fina de margarina o mantequilla sin sal. Luego agrega una o dos cucharadas de harina de trigo al molde y riégala dando pequeños golpecitos al molde hasta haber cubierto toda el área engrasada. Esta técnica permitirá que tu biscocho no se pegue y sea fácil de desmoldar.
Cómo saber cuando está listo un bizcocho o torta básica
Para saber cuando está en su punto, saca el bizcocho del horno e introdúcele un cuchillo de mesa. Si sale seco, el bizcocho está listo. Si no, espera un poco y ajusta la temperatura si es necesario. La humedad indica que el bizcocho aún tiene masa cruda en su interior.
Cómo hacer azúcar glass o pulverizada casera
Es muy sencillo: Añade en el vaso de tu licuadora, o asistente de cocina, la cantidad de azúcar deseada, tápala muy bien y tritúrala a máxima velocidad por unos minutos hasta conseguir azúcar en polvo muy fino. Para obtener un resultado aún más delicado, pasa el azúcar por un colador para deshacerte de los granos de azúcar que no se hayan triturado bien.