5 claves para vivir con menos y ser feliz

 

Estas 5 claves que hoy compartiremos contigo, no solo tienen que ver con la acumulación desenfrenada de posesiones físicas, sino más bien con nosotros mismos, nuestra manera de manejar el tiempo y nuestra relación con lo que nos rodea.

 

Siempre hemos creído que para vivir bien debemos tener más y más cosas, y vamos postergando y dejando para más adelante lo que realmente importa porque creemos que teniendo miles de cosas seremos felices, o estando ocupados nos tomarán por personas exitosas porque siempre estamos haciendo algo para tener más.

 

Y lo cierto que en ese contante corre corre nos estamos perdiendo de miles de cosas importantes y sobre todo de momentos especiales con nuestros seres queridos.

 

Así que estás 5 claves te enseñan a vivir con menos y ser feliz. Nuestra intención es que te centres en tu interior, en lo que hay dentro de ti y verás que con menos cosas (culpas, resentimientos, etc) se vive mucho mejor y nos acercamos a la felicidad.

 

  1. Si sientes que no te alcanza el tiempo durante el día y necesitas un día de 48 horas: Detente y deja de perder el tiempo haciendo cosas que realmente no importan. Enfócate en aquello que quieres y necesitas hacer para mejorar tu interior y tus relaciones con los demás.
  2. ¿Necesitas más espacio en tu casa? Deja de comprar cosas innecesarias que no te hacen falta y haz un inventario de lo que tienes que no usas y dónalo a quién de verdad lo necesite.
  3. Si necesitas comprar muebles para guardar tus cosas, significa que tienes demasiadas cosas y que es hora de ir pensando en quitarlas.
  4. Deja de decirle a la gente lo ocupad@ que estás. Simplemente, haz tus actividades y tómate tu tiempo para estar con las personas que te quieren. Haz una lista de prioridades y realiza esas actividades que de verdad son importantes para ti.
  5. Si quieres sentirte liger@ debes dejarte ir por un rato, es decir, no preocuparte por las cosas, sino ocuparte de ellas. Pensar en el futuro solo te generará ansiedad, planifica y prevé, pero sin darle demasiadas vueltas. Vive el presente.

 

Y sobre todo, nunca olvides disfrutar un chocolate cada día.

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos