10 tips para dejar tus malos hábitos ya

Somos humanos y todos tenemos malos hábitos. La buena noticia es que con motivación, perseverancia, una actitud mental adecuada y un deseo sincero de dejar atrás esos malos hábitos podemos lograrlo.

Eso sí, antes de compartir contigo estos tips para dejar atrás los malos hábitos queremos aclararte que comer chocolate no es un mal hábito, siempre que lo hagas con moderación. Así que no tienes que aplicar estos tips para dejar de comerte tu Flaquito diario 😉

  1. Recuerda siempre que la mejor razón para cambiar es el amor por uno mismo. Cambia porque te quieres a tí y quieres mejorar, no lo hagas porque te sientes mal contigo.
  2. Encuentra un punto medio entre “será muy difícil abandonar este hábito” y “será demasiado fácil”. Ni muy muy, ni tan tan.
  3. Busca una razón de por qué quieres dejar el mal hábito. Descubre el motivo: por salud, para dar un buen ejemplo a los demás, etc.
  4. Date un plazo de 3 a 7 días para comenzar a dejar el hábito. Requieres prepararte para abandonar algo que te ha llenado por años. Si quieres mayor compromiso cuéntaselo a tus amigos y familiares. Eso te dará mayor motivación y compromiso para no defraudarte a tí mismo y a los demás.
  5. Deja que los demás se involucren: por ejemplo puedes abrir un blog en el que cuentes tu experiencia día a día o pedirle a alguien de confianza que cada día te llame para saber cómo vas en tu propósito.
  6. Detecta tus disparadores: Todo mal hábito tiene unos disparadores, por ejemplo, fumas cuando estás reunido con amigos y tomando unos tragos o porque te sientes estresado en el trabajo o cuando estás aburrido. Anota todos estos disparadores para que tengas perspectivas.
  7. Encontrar algo saludable o beneficioso para tí cuando te entren las ganas de hacer eso que es tu mal hábito. Por ejemplo, si te dan ganas de fumar, sal a caminar por 15 minutos o bébete un vaso de agua para alejar la tentación.
  8. Descubre que necesidad estás tratando de llenar con ese mal hábito: por ejemplo, no expresas con facilidad tus emociones y eso te lleva a comerte las uñas.
  9. Hazte recordatorios: Al saber cuáles son los disparadores de tu mal hábito utiliza una nota, una canción, una frase inspiradora que te motive a seguir adelante en tu proceso.
  10. No negocies contigo mismo: por ejemplo si quieres eliminar el mal hábito de levantarte tarde, cuando suene el despertador no le hagas caso a esa vocecita que te dirá “5 minuticos más y me levanto”, no negocies.

Ahora a empezar y te esperamos en los comentarios para que nos cuentes qué tal te ha dio en tu proceso de eliminar ese mal hábito que tanto te fastidia.

Fuente: www.zenhabits.com

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos