Hoy es el primer día

Lo normal es que dejemos la lista de propósitos y objetivos para el 1 de enero, es decir, creemos que a partir del primer día del año comenzará nuestro gran cambio, sea empezar a hacer ejercicios, leer más, comer saludablemente, dejar a esa pareja tóxica, organizar el clóset, etc, etc.

 

Esto se debe a que nuestra mente siempre le otorga un poder mágico al número 1. Creemos que el 1 de enero (inicio del año) es el primer día del resto de nuestras vidas, cuando en realidad si queremos hacer cambios profundos en nuestra vida, cualquier día puede ser el primero. Cualquier día puede ser mágico.

 

Por eso, si de verdad quieres hacer cambios en tu vida, o en tu forma de ser, no esperes al primero de enero, comienza ahora. O comienza el 25 de marzo. La fecha no importa, lo que importa es que ese cambio que quieres hacer y todo lo que tienes que hacer para llevarlo a cabo inicie tan pronto tu mente y tu corazón se encuentren listos para ello.

 

Si hoy tienes un propósito, no esperes hasta el 1 de enero, comienza ya. Cualquier fecha en el calendario es perfecta para iniciar lo que te propongas.

 

Pero, si necesitas prepararte para ese cambio que esperas hacer, date una fecha simbólica para comenzar, puede ser tu cumpleaños el primer día del mes próximo, el lunes que viene, la fecha que tú quieras, pero comprométete para hacerlo y no postergues y pospongas eso que quieres hasta que inicie un nuevo año.

 

Tienes 365 días en el año para comenzar eso que tanto quieres. Y recuerda que en los años bisiestos tienes un día de “ñapa” que no puedes desperdiciar.

 

¿Eres de los que pospones hasta el 1 de enero o comienzas cuando tienes que comenzar? Te esperamos en los comentarios.

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos