Descubre cómo cambia tu vida si pasas 1 mes sin quejarte

 

La verdad es que no sabemos cuál es la fórmula mágica para pasar un mes entero sin quejarnos, pero este experimento nos ha llamado la atención y por eso hoy queremos compartirlo con ustedes, a ver si dejamos la quejadera y empezamos a ser más felices o al menos a ser más tolerantes en nuestro día a día.

 

Este experimento o proyecto como prefieren llamarlo sus creadores Thierry Blancpain y Pieter Pelgrims surgió en el 2010 porque uno de ellos estaba demasiado quejón y fastidioso (al parecer se quejaba por cualquier cosa que le pasara) y su amigo le dijo que probara a no quejarse durante un mes entero.

 

El quejón le tomó la palabra y estuvo un mes sin quejarse. El resultado: se sintió más feliz, por lo que ambos amigos decidieron repetir la experiencia al año siguiente.

 

En el 2014, le preguntaron a algunos amigos si querían unirse al proyecto y al ver que surtía efecto entre todos, decidieron abrirlo al público este 2015, mediante la creación de una página web en la que recibieron al menos 1750 solicitudes de personas que querían probar estar un mes sin quejarse.

 

Para la apertura al público decidieron realizar el experimento en el mes de febrero por ser el más corto del año y por eso, crearon la página http://complaintrestraint.com/. Sin embargo, dicen que puedes iniciar el experimento en cualquier mes del año, estés donde estés, así que no se restringe solo al mes de febrero.

 

Los creadores de este proyecto aclaran que quejarse no es malo de por sí, pero para ser más felices debemos dejar de quejarnos de esas pequeñas cosas del día a día (la lluvia, el bebé llorón del restaurante, el tráfico, quedarse una hora más en a oficina, etc) porque son situaciones que si analizas objetivamente no tienen importancia y quejarnos de ellas implica pérdida de tiempo y de enfoque en las cosas que realmente importan.

 

Este experimento ha traído consecuencias positivas para quienes han estado un mes sin quejarse porque ha aumentado su sensación de felicidad y nos permite conocer la forma cómo nos comunicamos y cómo se comunican los demás, así como darnos cuenta que a veces estamos rodeados de personas negativas a las cuales es mejor decirles chao por las buenas porque no nos aportan nada a nuestra vida.

 

Aunque los creadores de este proyecto no son psicólogos, creen firmemente en darle una vuelta a las quejas con sugerencias positivas.

 

Este experimento nos parece genial y deberíamos sumarnos a él, no importa el mes en que nos encontremos, de hecho podemos comenzar hoy mismo. Tenemos que dejar de quejarnos y enfocarnos es lo que de verdad importa. ¿Te animas a estar un mes sin quejarte?.

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos