Cambios que harán una diferencia en tu vida

 

Esta vida de locos que llevamos hace que nos cuestionemos el sentido de lo que queremos o por qué hacemos lo que hacemos o para qué lo queremos. Siempre nos enredamos y la verdad sea dicha, no siempre estamos satisfechos.

 

Lo único que nos hace falta es cambiar nosotros mismos, pero eso es muy difícil porque estamos acostumbrados a lo que somos y aunque racionalmente queramos cambiar los hábitos y las costumbres son muy fuertes y nos “sabotean” el cambio.

 

Sin embargo, no todo es tan patético como parece ser, ya que hoy te damos unos tips para realizar pequeños cambios en tu rutina que pueden cambiar tu vida significativamente porque te permitirán concentrarte en aquello que es importante para ti y a dedicarle más tiempo a las personas que quieres.

 

Si no nos crees, sigue leyendo para que veas.

 

  1. Compra cuando realmente necesites algo y valora la calidad. Significa que muchas veces las compras compulsivas nos pueden proporcionar un placer inmediato, pero efímero. Acumular bienes no nos hace más felices. Por eso, compra algo cuando realmente lo necesites y preferiblemente que sea de calidad para que te dure mucho más tiempo. Recuerda que lo barato sale caro.
  2. Levántate más temprano: ya conoces el popular dicho de que el que madruga Dios li ayuda, pues es muy cierto. Si te levantas más temprano puedes hacer rendir tu día y disfrutar de aquellos pequeños placeres que luego en el corre corre no puedes disfrutar como hacer ejercicios, planificar con calma tu día, prepararte un buen desayuno, vestirte con calma, etc. Eso sí, levantarte temprano significa irte a dormir temprano para que puedas descansar bien.
  3. Elimina las cosas que ya no necesites: Significa que mantengas tu área de trabajo y ti casa libre de esas cosas que ya no usas. No las guardes pensando en que algún día lo vas a arreglar porque ese día no llegará nunca. Mantén tu casa lo más limpia y ordenada posible y eso hará que las energías fluyan y pierdas menos tiempo buscando algo que de verdad necesitas.
  4. Disminuye tu consumo de televisión y de internet: No es que no veas televisión o no leas más el blog de St. Moritz. Simplemente hazlo con medida y que no te agarre la madrugada navegando sin sentido o viendo programas que ni siquiera te gustan. Aprovecha para descansar o mejor aún, leer.

 

Todos estos pequeños cambios acompáñalos con un rico chocolate St. Moritz, te sentirás más motivado para cambiar de hábito y te será mucho más agradable el proceso.

 

Y ¿tu qué cambios has hechos para mejorar tu vida aunque sea un poquito?

¿Te gustó? Compártelo con tus amigos